La vid en invierno: etapa de reposo

vid-en-invierno

La vid en invierno: etapa de reposo

Se acerca el invierno y la vid se encuentra en etapa de reposo. En este momento del año quizás pueda parecer que la actividad en los viñedos disminuye, pero todo lo contrario. Durante los meses de otoño e invierno la poda es imprescindible para que la cosecha futura sea buena y el fruto sea el adecuado. Por eso, los viticultores de Condes de Albarei trabajan con esfuerzo y dedicación para llevar a cabo las tareas de poda y garantizar la buena salud del viñedo durante todo el ciclo vegetativo. Este es el inicio del proceso, por lo que trabajar con minuciosidad y profesionalidad es fundamental. 

En este artículo te explicamos la fase de reposo invernal y la importancia de realizar la poda de la vid en invierno, así como el trabajo que realizamos en Condes de Albarei durante esta estación.

Así es la etapa de reposo de la vid en invierno

Después de la época de vendimia y con la llegada del otoño, las hojas empiezan a cambiar de tonalidad y se tornan doradas y marrones. Durante los meses de octubre y noviembre la hoja empieza a caer hasta dejar la vid completamente desnuda. Aquí comienza la denominada etapa de reposo invernal. La actividad física de la vid se suspende temporalmente hasta primavera, cuando comenzará su etapa productiva. Se dice que el viñedo está en parada vegetativa

Durante la etapa de reposo o dormancia se realizan trabajos de poda regulares con el objetivo de garantizar la calidad del fruto y, por lo tanto, de nuestros vinos. A pesar de que el invierno no es el mejor aliado de la vid, es una etapa imprescindible, ya que la planta aprovecha esta estación para recobrar fuerzas y reservas de agua, entre otros nutrientes. Es una de las fases más relevantes y significativas del ciclo de vida de la vid.

vid-en-invierno

La poda de la vid en invierno

La poda de la vid en invierno consiste en cortar los pámpanos o sarmientos una vez estén sin hoja, es decir, agostados. De esta forma, se dejan al aire libre una serie de yemas fértiles y productivas que darán lugar a un nuevo brote, del cual saldrán los futuros racimos. Estas labores precisan mucha atención, experiencia y profesionalidad, para saber dónde cortar y por qué. 

Esta poda es fundamental para controlar la planta y regular su producción, así como mantenerla sana. Existen diferentes tipos de poda según los objetivos y según el tipo de vid; de plantación, de formación, de producción, de rejuvenecimiento o excepcionales, por causas climatológicas.

¿Por qué se realiza la poda en invierno?

La poda se realiza durante el periodo invernal porque es el momento en el que la planta ha completado su ciclo productivo y las ramas verdes ya se han convertido en madera. Además, cuando llega esta fase la savia deja de tener presencia activa en el interior de la cepa. 

Las temperaturas bajas del invierno también influyen en la idoneidad de realizar la poda en esta época, pues al hacer más frío el riesgo de infecciones es menor y las posibilidades de propagación y desarrollo de plagas disminuyen. Por eso, es fundamental esperar a que lleguen estas temperaturas, para que en los días posteriores a la poda los cortes cicatricen bien y no se conviertan en focos de infecciones. Por lo tanto, las temperaturas de primavera y verano no son recomendables para realizar tareas de poda.

vid-en-invierno

Aspectos a tener en cuenta durante la poda de la vid en invierno

Esta poda es la más importante del año, por eso se deben tener en cuenta algunos aspectos importantes para prevenir enfermedades de la vid. En primer lugar, se recomienda realizar los trabajos de poda en días secos, con temperaturas bajas, pero sin niebla o lluvias, pues la humedad favorece la aparición de esas enfermedades. En segundo lugar, también se puede realizar de manera esporádica un abonado orgánico del suelo.

La poda en Condes de Albarei

Durante esta etapa de reposo, Condes de Albarei realiza las tareas de poda dedicándole el tiempo necesario a cada vid, pues no hay dos iguales. Cada planta tiene sus características propias; por ejemplo, en los viñedos más jóvenes se busca la manera de darle forma a la planta, mientras que si son más viejos, el objetivo será regular su crecimiento y la cantidad de fruto que dará. 

Aquí, en el Valle del Salnés, las temperaturas son bajas durante los meses de invierno, lo cual es una ventaja a la hora de evitar infecciones. Sin embargo, las abundantes lluvias pueden suponer un riesgo para nuestros viñedos. En este contexto, los viticultores de Condes de Albarei tiene muy en cuenta la climatología y la comunicación entre los diferentes departamentos, que será crucial para tomar decisiones durante esta etapa de reposo y el resto de fases del año. 

vid_en_invierno

 

Apúntate al Club Albarei

y consigue 5€ de regalo

X
Únete al Club Albarei
y consigue 5€ de descuento en tu Próximo pedido.

Además, cada mes recibirás:

- Ofertas y descuentos exclusivos para miembros
- Novedades de la bodega
- Un montón de contenidos sobre el mundo del vino que te encantarán