En busca del origen del albariño

Orígenes albariño. Condes de Albarei

En busca del origen del albariño

El origen del albariño fue un tema de acusada recurrencia en las antiguas tabernas gallegas. Entre las paredes de granito y las apiladas barricas de vino, surgían conversaciones de lo más variopintas sobre la calidad y procedencia de la uva albariño. Todo ello, sumado a la transmisión oral de generación en generación, asentó el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de leyendas, mitos e incluso alguna teoría de lo más verosímil.

Hoy, después de años de investigaciones y conjeturas, se puede afirmar que algunas de esas personas de cunca en mano eran conocedoras de la verdad. ¿Qué leyenda o teoría esconde esta realidad? Ponte cómodo y sumérgete con nosotros en este nuevo artículo donde buscaremos el verdadero origen del albariño.

De los rumores, a la leyenda del albariño

Una de las leyendas más conocidas sobre la procedencia de esta uva es la que protagonizan los monjes de Cluny. A esta orden católica se le atribuye haber traído desde Francia las primeras cepas de la uva albariño en el siglo XII.

A través del Camino de Santiago, arteria principal entre Francia y Galicia por aquel entonces, llegaron al Monasterio de Armenteira, en la comarca de O Salnés. Fue allí donde, dice esta leyenda, empezaron a cultivar y, posteriormente, a extender la que hoy es nuestra uva por excelencia.

Otra historia, promulgada por aquellos menos dados a atribuir todas las bondades de la vida al influjo de la religión, cuentan que el origen del albariño data del siglo XI. Los protagonistas en esta ocasión serían el conde de Galicia, Raimundo de Borgoña y su esposa, la reina Doña Urraca de Castilla.

Raimundo, originario de las tierras del famoso vino de Borgoña, sería la persona que trajo las cepas de albariño a Galicia y, concretamente a Caldas de Reis. ¿Por qué? Al parecer, el matrimonio sentía un gran vínculo con este pueblo y, sobre todo, con sus aguas termales.

El lazo era tal, que su segundo hijo, Alfonso VII “el Emperador”, nacería allí y, con motivo de este suceso, el antiguo topónimo del lugar, “Terra Termarum”, se convertiría en “Caldas de Rex”, es decir, la actual Caldas de Reis.

Si bien estas leyendas sobre el origen del albariño han tenido un gran peso a lo largo de los años, hoy en día parecen muy poco probables.  Los estudios genéticos y ampelográficos, que conciernen a la identificación y clasificación de las vides, han demostrado que en las cercanías del río Rhin no hay nada que se le parezca, ni siquiera con otro nombre.

Por lo tanto, ni los monjes de Cluny trajeron esta maravillosa uva a Galicia, ni fue Raimundo de Borgoña quien portó desde sus tierras la variedad más famosa de la actualidad en Galicia.

Orígenes albariño. Condes de Albarei

El verdadero origen del albariño

Han pasado muchos años desde aquellas conversaciones en las tabernas. Muchas cuncas de viño que fueron y vinieron entre cosecha y cosecha dando por verdaderas estas historias. A pesar de ello, hubo algunos que, por orgullo patrio o simplemente por majadería, persistieron en pregonar que el verdadero origen del albariño está en Galicia.  

En la actualidad podemos confirmar con mucho orgullo la veracidad de esas afirmaciones. La Misión Biológica de Galicia, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), publicó  un estudio en 2020 donde demuestran que ya en la época romana se cultivaba esta variedad de uva en Galicia. 

El hallazgo de unas semillas en el yacimiento arqueológico de O Areal (Vigo), la única salina marina de evaporación solar conservada y musealizada de todo el Imperio Romano, les permitió a los investigadores constatar las similitudes morfológicas que existen entre la variedad actual del albariño y las semillas encontradas. 

Orígenes albariño. Condes de Albarei

El albariño en la actualidad

En la actualidad existen dos tipos de Vitis Vinifera o vid. Por un lado, la sativa, que reúne a todas las variedades que se cultivan en el mundo y que poseen flores hermafrodita, y por otro, las silvestres, que crecen en bosques de algunas zonas de Europa y de las que se conservan muy pocas. ¿Qué importancia tiene esto? Para sorpresa de los investigadores encontraron semillas de ambos tipos. 

Este hecho es de especial relevancia ya que en la actualidad no se ha localizado ninguna variedad silvestre en Galicia, al menos por ahora. Algo que invita a pensar en las diferentes causas que la pudieron hacer desaparecer. 

Una de las principales hipótesis que se barajan es que los bosques autóctonos fueron sustituidos por especies foráneas, como el eucalipto o el mildiu. Esta última encontró unas condiciones climáticas muy adecuadas para desarrollarse. 

De cualquier forma, el hecho de que se hayan encontrado estas semillas en O Areal indica que en la época romana se estaba produciendo un proceso de domesticación de las vides silvestres. Y del mismo modo, que el origen de las variedades cultivadas está en esas vides. 

Algo que refuerza su estudio y la conclusión de que el origen del albariño podría estar en esas variedades de uva silvestres que, poco a poco, fueron domesticadas por los humanos.

De una forma u otra, la realidad es que somos afortunados de poder disfrutar este milagro del vino.

Orígenes albariño. Condes de Albarei

X
Únete al Club Albarei
y consigue 5€ de descuento en tu Próximo pedido.

Además, cada mes recibirás:

- Ofertas y descuentos exclusivos para miembros
- Novedades de la bodega
- Un montón de contenidos sobre el mundo del vino que te encantarán